Perfil del Egresado

El Kinesiólogo formado en la Carrera de Licenciatura en Kinesiología y Fisiatría de la Universidad Favaloro poseerá todas aquellas competencias básicas y comunes (entendiendo las competencias como combinaciones dinámicas de conocimientos, habilidades, actitudes y valores) que le permitan ejercer la profesión en nuestro sistema de salud (con la capacidad suficiente para adaptarse a otros medios), mantener actualizadas sus capacidades profesionales, y acceder a la formación especializada en cualquiera de las disciplinas, así como participar en la investigación y, eventualmente, en la docencia.

 

Ello significa que el graduado poseerá características que lo inducirán a:

  • Ejercer la Kinesiología con las competencias de un Kinesiólogo general, de forma crítica y reflexiva, con una postura ética y una visión humanística para el paciente, su familia y la comunidad, observando los aspectos socioeconómicos, culturales, psicológicos y ecológicos relevantes del contexto, reconociendo las diferencias de género, basándose en los principios de la bioética y respetando los derechos individuales y sociales.
  • Estar estimulado y capacitado para el autoaprendizaje, la educación y el perfeccionamiento continuo y permanente. Reconocer oportunamente sus propias limitaciones frente a situaciones complejas que superan su capacidad.
  • Ejercer la Kinesiología, reconociendo los componentes, los principios y los valores del tratamiento, utilizando procedimientos de diagnóstico y terapéuticos científicamente validados. Procurando mantener la calidad de vida del paciente.
  • Tener capacitación para identificar cuáles de los nuevos conocimientos, habilidades y tecnologías, son necesarios para la resolución de nuevos problemas y para asumir nuevas responsabilidades.
  • Estar preparado para buscar informaciones utilizando recursos adecuados y analizar críticamente dichas informaciones, actitud indispensable frente a la sobrecarga de comunicaciones y la transitoriedad de los conocimientos teóricos y técnicos.
  • Dominar los conocimientos formadores de las bases científicas de naturaleza biopsicosocial subyacentes a la práctica kinésica.
  • Estar preparado para intervenir en todos los aspectos de la salud a lo largo del ciclo vital: salud del niño, adolescente, adulto y geronte con las peculiaridades de cada sexo; salud de la familia y de la comunidad; etapa final de la vida y muerte.
  • Identificar y tratar enfermedades de distintos orígenes: genéticas, crónicodegenerativas, enfermedades ocupacionales, ambientales e iatrogénicas.
  • Comprender las necesidades de salud de las personas, consideradas no sólo en sus aspectos físicos, biológicos y psicológicos, sino también espirituales, culturales, ambientales, laborales, socioeconómicos, familiares y comunitarios.
  • Tener una visión social del papel del Kinesiólogo y poseer la capacidad de involucrarse en actividades de política pública y de planificación de la salud.
  • Saber actuar en el equipo multiprofesional y/o multidisciplinario, asumiendo cuando fuera necesario su liderazgo, relacionándose con los demás miembros con las correspondientes bases éticas, asumiendo y respetando las respectivas incumbencias profesionales.
  • Actuar dentro del sistema de salud y sus subsectores obedeciendo los principios técnicos y éticos de la referencia y contrarreferencia, y el marco legal de la profesión.
  • Informar y educar a las personas, familias y comunidad en cuanto a la prevención y tratamiento de las enfermedades y rehabilitación de los pacientes, usando técnicas adecuadas de comunicación social.
  • Estar capacitado para desarrollar una activa participación en la creación de nuevos conocimientos, mediante la investigación, sea ella básica, clínica o epidemiológica, así como en la docencia, transmitiendo el conocimiento a las nuevas generaciones.
  • Prestar la debida atención a su propio cuidado personal y hábitos de vida, con énfasis en su salud.
  • Conocer las principales características del mercado de trabajo donde deberá insertarse, procurando actuar en los términos de los patrones locales.
  • Estar dispuesto a la auto evaluación y a la evaluación por pares con sus competencias profesionales.